La película Huérfana 2: El origen, estrenada en 2022, era una producción muy esperada por los fans. La primera película se estrenó en 2009, tras un gran argumento y producción, y muchos creyeron que no habría necesidad de una secuela. Sin embargo, se hizo, y tuvo éxito. 

Crítica de la película Orphan 2: El origen
Imagen: Reproducción

Película Orphan 2: El origen 

A los fans de la primera película les sorprendió la gran revelación de que la protagonista, Esther, era una mujer adulta en lugar de una niña. El personaje padecía un tipo de enanismo y, al ser adoptada, empezó a engañar a la ingenua familia que la adoptó. 

El personaje interpretado por Isabelle Fuhrman en la segunda película tiene 30 años. Y la actriz, que tiene 25, da vida a un personaje que finge tener nueve. Un gran malabarismo sigue la trama de Huérfana 2: El origen. 

Aquí hay que exigir incredulidad, pero Fuhrman y el director William Brent Bell, conocido por crear La marioneta diabólica, hacen un trabajo digno de admiración. Con perspectivas, maquillaje e interpretación forzados, la secuencia de la Huérfana resulta convincente. 

Toda la trama que sigue a la película es aceptable. Esto se debe a que, en la segunda película, Esther se hace pasar por una hija perdida de la familia Albright. Y al creer que la familia está cegada por la desaparición de su hija, la película da una serie de giros. 

Vueltas y revueltas

La película es inteligente y consigue sacar el máximo partido a su existencia, con las pegas de las precuelas que no permiten que la protagonista se desarrolle de verdad. Al principio, el preludio de Leena no se basa en easter eggs, sino que se centra en elementos que rodean la vida de la protagonista. 

En esta película, lo interesante es seguir a Leena, una psicópata en desarrollo. En otras palabras, Huérfana 2 no sólo comete grandes errores en su entorno, sino que encuentra la inspiración principal de la historia. 

En fin, sin entrar en demasiados detalles, la película trae el giro que está a la altura de la primera película. Leena tiene mucho que aprender a lo largo de la historia, y eso es exactamente lo que ocurre durante el interludio de El origen. 

Familia Albright

La familia Albright es el contexto perfecto para que se desarrolle la historia, no sólo porque son absurdamente ricos, sino porque arremeten contra la sociedad estadounidense. Julia Stiles se introduce en el género y le roba el protagonismo a Fuhrman, por ejemplo. 

La matriarca de la familia recuerda a la figura interpretada por Stiles en la película La profecía, con una deliciosa referencia final. Ver a la actriz volverse del revés durante la película es espectacular, además de valerle las mejores frases de la producción. 

Finalmente, con la película Huérfana 2: El origen, toda la tradición de las secuelas se viene abajo. Esto se debe a que la primera película se toma demasiado en serio a sí misma, funcionando como una forma de pesadilla para los espectadores, lo que la hace pesada. 

Por otro lado, la secuela parte de una premisa con resultados trágicos y familiares, que ya conocíamos de la primera película. El Origen funciona muy bien, despertando el interés del público en todo momento. 

Sinopsis

A través de Internet, Esther decide hacerse pasar por Leena, la hija desaparecida de una familia estadounidense. Tras cuatro años fuera, la protagonista imagina que los familiares echan de menos tener a la niña cerca. 

Así que se entrega a la policía local y luego les cuenta que ha sido secuestrada para volver con su familia. La familia estadounidense está formada por Tricia Albright y Allen Albright, una pareja que da a luz a dos hijos, el mayor y el menor, que desaparecen. 

Los personajes tienen una historia desagradable y sorprendente. La hija desaparecida de la pareja es encontrada por las autoridades locales, pero no es la verdadera, sino Esther, que se muda con la familia. 

Al principio, la madre está perpleja por la reaparición de su hija, mientras que el hermano se siente incómodo y el padre feliz. El principal objetivo de Esther es el padre de familia, interpretado por Rossif Sutherland. 

Sin embargo, las cosas no son tan fáciles para Esther esta vez, ya que el personaje se enfrenta a algunos giros en el caso. En el segundo acto de la película, se demuestra que la familia no es nada de lo que parece, con un oscuro pasado lleno de giros. 

Véase también: Crítica de la película La Bestia